sábado, 20 de abril de 2013

Jerarquía. Video resumen


JERARQUÍA
En primer lugar estaba el halach uinic “hombre verdadero” que era la máxima expresión de pureza, nobleza y serenidad
De allí seguían los ah kin co ob “Los más altos del sol” sacerdotes que transmitían conocimientos a su pueblo
Continúan los almenehoob “los que tienen padres y madres de la nobleza” Aquellos con más poder terrenal
En ese orden los ppolom “mercaderes profesionales” que eran aquellos dedicados a la comercialización de productos, joyas, y herramientas que servían para el sostenimiento de la población
Y por último los yalba uinikoob “hombres pequeños” que eran los que se dedicaban a labores domésticas.


video

Practicantes y doctrina


PRACTICANTES


Como su nombre lo indica, sus practicantes fueron conocidos con el nombre de su tribu. Los mayas.
Los Mayas se ubicaron en México en la península del yucatan organizados en varias ciudades-estados autonomas como Tikal, Palenque




DOCTRINA
Los mayas, basaban sus creencias en doctrinas en la explicación de los orígenes de las cosas a través de los mitos. Para ellos, el universo, el hombre, los animales, los recursos que la naturaleza les ofrece y todo lo que lo rodea, son gracias a los dioses. Un ejemplo de ello es la creación del mundo.
Creación de la tierra
Otra de las creaciones que se produjo, fue la forma de la tierra, está se produjo por la plantación de tres piedras del hogar celestial y elevar el cielo (estaba situado por encima del mar primordial) para que saliera a la superficie la tierra, por ello, al retirarse el agua aparecieron las montañas, los bosques, lagos, los pájaros, animales, etc., es decir, todo lo que es el planeta.
La Pareja creadora, no consiguió sus objetivos, en crear a seres capaces de hablar, de rezar, de seguir el paso de tiempo, sobre todo, de honrar a los dioses. Después de todo esto, los Creadores del mundo provocaron un diluvio que destruiría la tierra, para que pudiera comenzar la tercera creación.

Los mayas creen que el hombre engendrado por la tierra debe agradecerle a ella y volverá a la tierra, a partir de ese hombre crecerán nuevas plantas. En fin, es un ciclo interminable.

Celebraciones


Los mayas, enfocaban sus ritos, cultos o celebraciones en el incremento de los recursos que la madre tierra les ofrecía. En la abundancia y en el impedimento de que alguna vez llegara la escasez.

Entre sus ritos tenemos:
Los ritos del sacrificio
En este espíritu de don, combinado con la necesidad de mostrar a los dioses cuanto se les venera se inscriben los denominados rituales de los sacrificios.
Bajo este nombre se agrupan todas las prácticas rituales que tienen como objetivo honrar a los dioses por medio de un sacrificio. Conociendo el refinamiento de la sociedad maya, no debe sorprender la existencia de una gran cantidad de matices para expresar con una fe vibrante el don ofrecido a los dioses.
Los ritos de sangre
Para los mayas los sacrificios ocupaban un lugar simbólico muy importante. El rey era considerado una encarnación divina que, además, de sus privilegios temporales y materiales, podía comunicarse con los dioses.
Se dedicaba con su esposa, su familia y la sociedad maya a los llamados ritos de sangre.
En las reuniones públicas se llevaban a cabo este tipo de ritos. El rey daba ejemplo haciéndose un corte en el pene con un cuchillo hecho de roca, y dejando que su sangre corriera sobre un papel colocado en un recipiente. También se han hecho en otras partes del cuerpo, ya que lo importante era conseguir sangre humana.
Los sacrificios de animales
Sacrificios de animales
En ofrenda a los dioses era muy habitual llevar a cabo el sacrificio de los animales. En todos los casos, la sangre de los animales sacrificados se ofrecía ritualmente a los dioses.
De todos modos, la ofrenda de sangre humana era la mejor garantía para aplacar las cóleras divinas y evitar el castigo celestial.
Los sacrificios humanos
Los Mayas siempre mataron hombres en honor de sus dioses, con la intención de preservar la vida a través de la muerte, y siempre con una carga simbólica muy fuerte. Es importante es destacar la relación entre la vida y la muerte, el equilibrio frágil entre el ser y el no ser, el sentido conferido al tránsito entre dos mundos. Las víctimas de los sacrificios humanos que practicaban los antiguos mayas en el actual México eran en su mayoría niños y hombres jóvenes. A veces eran arrojados vivos y otras veces eran cruelmente asesinados y arrojados a los lagos en cavernas subterráneas llamados cenotes.
Sacrificios humanos
Los ritos funerarios
Aunque la muerte aparecía como la finalidad ritual del sacrificio humano, estaba investida de un sentido muy particular y de unos significados tan importantes como los que estaban ligados a la vida. Por lo tanto la religión maya instauró unos ritos relacionados con la muerte para proteger a la gente que penetraba en el Mundo subterráneo.
Los ritos de la confesión
Además de los ritos ya mencionados existían otros menos espectaculares, que representaban la ocasión perfecta para que cada individuo pudiera afirmar su fe, a su nivel y a su manera.
Los ritos confesionales demostraban la importancia que tenía para un miembro de la sociedad maya mantener una estrecha relación con las divinidades, ya que estas daban un sentido coherente a sus vidas.

Dioses


Su religión fue politeísta, recurriendo a la existencia de varios dioses, entre ellos

- Hunab-Ku: fue el dios creador del mundo y del ser humano. Nunca fue representado en ídolos o imágenes.







- Itzam- Na: fue el dios del cielo. Protegía las ciencias y la escritura.




- Kinich-Ahau: fue el dios Sol y dios de la vida.



- Ixchel: fue la diosa Luna. Protegía los embarazos y nacimientos.






- Chaac: fue el dios de la lluvia.





- Ixtab: diosa de los suicidios.



.
- Kukulkán: dios del viento. Fue importado de tierras aztecas, donde lo llamaban Quetzalcóatl.










Libro Sagrado


Su libro sagrado, adaptado a cientos de idiomas. El Popol Vuh, mayoritariamente conocido como “La biblia maya”. La historia maya de la creación de los quiché es el Popol Vuh. En éste se describe la creación del mundo a partir de la nada por la voluntad del panteón maya de dioses. El hombre fue creado del fango sin mucho éxito, posteriormente se crea al hombre a partir de madera con resultados igualmente infructuosos, después de los dos fracasos se crea el hombre en un tercer intento, esta ocasión a partir del maíz y se le asignan tareas que elogiaron a dioses: cortador de gemas, tallador de piedras y otros. Algunos creen que los mayas no apreciaban el arte por sí mismo, sino que todos sus trabajos eran para exaltación de los dioses 


El "Popol Vuh", "Las antiguas Historias del Quiché", es el libro sagrado de los indios quichés que habitaban en la zona de Guatemala.
Se explicaba en él el origen del mundo y de los indios mayas. También se relataba la historia de todos los soberanos.

Se puede señalar que hay allí una conjunción de religión, mitología, historia, costumbres y leyendas. Es esencialmente una descripción del conjunto de tradiciones mayas de quienes habitaban la región guatemalteca; pero también aparecen agregadas algunas ideas cristianas, lo que hace suponer que el autor conocía a misioneros católicos. No se conoce el nombre del autor  pero por datos sacados del contenido de la obra, se supone que ha sido escrito hacia 1544.

Fue escrito originalmente en piel de venado, posteriormente trascripto en 1542 al latín por Fray Alonso del Portillo de Noreña.  
La versión española fue realizada sobre este último texto en el siglo XVIII (1701) por el fraile dominico  Francisco Ximénez que se había establecido en Santo Tomás Chichicastenango. Y "Popol Vuh" lo llamó un estudioso de temas americanistas, que en el siglo XIX lo tradujo al francés, Charles Etienne Brasseur de Bourbourg.

 El significado de los términos que conforman el nombre es: 

Popol: Palabra maya que significa reunión, comunidad, casa común, junta.

Vuh: Libro, papel, árbol de cuya corteza se hacía el papel.
Para los Quichés de Guatemala,  hombres del bosque o de los magueyes, el Popol Vuh es una Biblia.

En el libro se distinguen tres partes:


La primera es una descripción de la creación del mundo y del origen del hombre, que después de varios fracasos fue hecho de maíz, el alimento que constituía la base de su alimentación.
La segunda parte trata de las aventuras de los jóvenes semidioses Hunahpú e Ixbalanqué  que termina con el castigo de los malvados, y de sus padres sacrificados por los genios del mal en su reino sombrío de Xibalbay.
La tercera parte es una historia detallada referida al origen de los pueblos indígenas de Guatemala, sus emigraciones, su distribución en el territorio, sus guerras y el predominio de la raza quiché sobre las otras hasta poco antes de la conquista española. Describe también la historia de los Reyes y la historia de conquistas de otros pueblos.

Origen


La religión maya es una religión precolombina que estaba firmemente unida a la ideología reinante , de manera que dedicara ésta a la veneración de los dioses, la religión se preocupaba de entender el por qué de las cosas, lo que nos lleva a definirla como una especie de filosofía precursora de la ciencia moderna. Así pues, no se pueden concebir por separado los descubrimientos científicos mayas, la ideología, y la religión, ya que todas tienen, aunque sea en un inicio, su origen en la fe y la creencia.
Cabe destacar la gran importancia de la religión en la vida cotidiana maya, ya que, además de edificarse templos, y de construir las ciudades alrededor de ellos, los ciudadanos mayas eran fuertemente creyentes, y los sacerdotes eran considerados parte de las altas esferas sociales, teniendo potestad absoluta sobre el saber, y por supuesto, un gran número de riquezas.
El papel de los sacerdotes estaba marcado por una serie de “clases” que los jerarquizaba y dividía según su nivel de actuación entre los hombres y los dioses. De esta forma, se encontraban los sacerdotes del Sol, que presidían los actos rituales, los profetas (chilán), que tenían la cualidad de entrar en una especie de trance y predecir qué iba a ocurrir en el futuro,… Todos los rituales llevados a cabo por los mayas eran programados y dirigidos por sacerdotes, los cuales eran fácilmente visibles debido a su indumentaria con pieles de jaguar, su hábito rojo, cuantiosas joyas, y cofias adornadas con flores.